Cómo grabar vídeos de boda excelentes: Guía completa para principiantes

Wondershare Editor By Mar 10,2017 16:33 pm

Todos los que tienen una cámara sueñan con grabar algún día una boda, pero la realidad es que muchos de ellos fallan al hacerlo. Esto se puede deber a una pobre realización del vídeo, ya que sólo hay una oportunidad de conseguir el plano perfecto, y no hay posibilidad de repetir la toma como en otro tipo de vídeos. El cámara no sólo tiene que asegurarse de conseguir buenas imágenes, sino también de estar en el momento y el sitio adecuado para recoger los momentos más interesantes del día, que sirvan de recuerdo para los novios y para las generaciones posteriores.

Os presentamos aquí una guía completa para principiantes que todo el mundo podrá aplicar para conseguir grabar como todo un profesional de las bodas.

Las expectativas de la pareja y las promesas

Es imposible grabar cada uno de los momentos de una boda, y eso es algo que tus clientes tienen que entender. No aumentes sus expectativas prometiéndoles grabarlo todo. Hazles entender que lo que vas a grabar son los momentos más importantes, y esto incluye, sobre todo, la preparación, la ceremonia y la recepción. De hecho, los vídeos de boda suelen tener una duración de entre 45 minutos y hasta 3 horas, y con eso, como imaginarás, no es posible cubrir todo lo que sucede en ese día.

Elige tu equipo y el estilo del vídeo

El equipamiento básico para grabar una boda puede consistir en la cámara, un trípode, baterías, auriculares, cintas de vídeo, micrófono y, probablemente, un juego de lentes. Puede ser recomendable, o necesario en determinadas circunstancias, contar con luces y un micrófono inalámbrico e, incluso, con un trípode de bola. A lo mejor tienes la tendencia de llevar contigo todo tu equipo, pero esto tampoco es lo más recomendable ya que, durante la grabación del vídeo necesitarás estar ligero de peso y moverte ágilmente, por lo que si puedes aprovechar la luz natural o la que ya haya en el lugar, te ahorrarás mucho peso y, de paso, le darás un toque muy natural a tu vídeo.

Los trípodes y monopiés son esenciales ya que te van a permitir una mayor estabilidad en los planos y en la estabilización de las imágenes que puedan resultar más temblorosas. También, cómo no, son de gran ayuda si la ceremonia es larga y te puedes evitar un mayor cansancio al sujetar la cámara con las manos. De la misma manera son importantes los distintos tipos de lentes que vayas a usar. Elígelas bien en función del tipo de planos que quieras, y del estilo que le vayas a dar a tu vídeo.

Conseguir los mejores planos

Una vez que tengas preparado todo tu equipo y lo hayas colocado en el lugar adecuado, es hora de poner las cámaras a grabar. Como operador de cámara, es básico que llegues antes que los protagonistas y los invitados al lugar, para que te dé tiempo a estudiar la localización, prepararlo todo y tenerlo listo a la hora de empezar.

Es esencial que sepas por dónde van a llegar el novio y la novia, los escenarios más importantes de la celebración y, también, si va a haber algún acto relevante o extraordinario durante la misma. Con toda esta información, podrás elegir los mejores lugares para posicionarte y conseguir los mejores planos. Por ello, un buen consejo siempre es tener el programa del día a mano y, también, hablar con los preparadores u organizadores del evento para tal efecto.

Durante la ceremonia

Antes de que comience la ceremonia, necesitarás hacer pruebas en el lugar por donde vayan a entrar y vayan a estar los novios. Lo ideal es estar en algún sitio detrás del altar, de manera que puedas conseguir buenos planos de su entrada. También es importante que hagas, mejor primero, algunas tomas detalladas de la decoración, del lugar, de los invitados, y demás, para que los puedas usar como recurso complementario.

Cuando los novios entren, grábalos en su trayecto por el pasillo. Si entran por separado, tal vez puedes grabarlos siguiéndolos para conseguir un efecto distinto y personal. Pero siempre puede ser buena idea colocarse en un lugar fijo, preparar un plano medio y grabarlos llegando y pasando por donde tú estás grabando.

Cuando la novia haga su entrada, deberás estar enfocándola y, según vaya avanzando, tomar planos medios de ella. Una vez que haya llegado al altar y haya saludado al novio, podrás colocarte junto al oficiante, a su izquierda o derecha, desde donde podrás tomar los mejores planos, sobre todo en el momento del intercambio de los votos.

He aquí alguno de los planos que nunca podrán faltar en la grabación de la ceremonia:

  • La entrada y el paseo de la novia hasta el altar
  • La primera mirada de la novia hacia el novio cuando se encuentran
  • Los votos
  • El beso
  • La salida de los novios ya recién casados

La recepción

La recepción, o el banquete, suele tener un carácter menos formal, con momentos divertidos que siempre merecen la pena. De la misma manera que con la ceremonia, es recomendable que sepas un poco sobre la organización de ésta, para que puedas prever y elegir los mejores lugares en donde colocarte y grabar. Asegúrate de coger todos esos momentos tan destacados, como la entrada de los novios en el salón, cuando cortan la tarta, el brindis, el baile y cuando la novia lanza el ramo. No te olvides tampoco aquí de conseguir distintos planos del evento, como de la tarta antes de que la corten, del libro de invitados, de las mesas, de las invitaciones, de la gente, o de cualquier otra cosa que te pueda ser útil y que creas que puede describir bien el momento.

También es recomendable que no te centres en esos momentos en los que la gente está comiendo, ya que no suelen ser los más estéticos y, cuando estos invitados se vean así en el vídeo pueden dudar de tu gusto o, incluso, de tu profesionalidad.

Sigue al fotógrafo

Por último, también puede resultar una buena idea seguir al fotógrafo. Tanto durante la ceremonia, como durante el banquete, y en otros momentos, el fotógrafo puede estar preparando fotos posadas con los invitados y con los novios, y estos momentos mientras se preparan pueden resultar divertidos grabados en vídeo, además de que luego tendrás unos momentos muy bien preparados para grabar a los novios y a los invitados posando.

La edición

Una vez que tengas ya los brutos de todo el día, el vídeo final quedará determinado por el estilo y el tipo de edición que hagas. Para ello, es necesario que estructures todo de manera cronológica, de manera que los que vean el vídeo entiendan perfectamente el acontecer de aquel día.

Para conseguir un producto final digno, es importante que inviertas en algún programa de edición de vídeo. Para esto, hay un montón de opciones, entre las que se incluyen Filmora Wondershare Video Editor, Pinnacle Studio 16 Ultimate, AVS Video Editor, Adobe Premier Elements, Final Cut Pro X, iMovie 11, Corel Video Studio Pro y muchos otros.

A la hora de editar, ten cuidado de no utilizar fotos, vídeos o música con derechos de autor. Es mejor que sólo uses aquel material que esté libre de derechos, o el material sobre el cual hayas adquirido dichos derechos de uso. Con una búsqueda en Google podrás encontrar mucho material disponible sin que tengas que pagar derechos de autor.

Por último, tienes que tener en cuenta que éste es probablemente el día más importante de la vida de los novios. El profesionalismo y el respeto son esenciales, y necesitas concentrar todos tus esfuerzos, pensamientos y talento en conseguir las mejores imágenes. De esta manera, al final del día tendrás un material perfecto para que los novios estén orgullosos de tu trabajo y de su vídeo de boda.

Comentarios

¿Dudas sobre el producto? Búsque la respuesta en FAQ >>

Empezar su proyecto de vídeo ahora por comprar
Filmora o descargar la versión de prueba gratuita.